top of page
Buscar
  • Foto del escritorNora Isabel Ramírez

Ataques de Pánico: Síntomas y Tratamiento

Actualizado: 16 may

Un ataque de pánico es la aparición súbita de miedo intenso, que alcanza su máxima expresión velozmente en minutos, puede durar hasta alrededor de 60 minutos.

Se puede producir desde un estado de calma o desde un estado de ansiedad.

Es una rápida escalada de fuertes reacciones fisiológicas que lleva a la pérdida de control.

Se asocia con miedo a morir, miedo a perder el control o a volverse “loco”.

Algunos de los síntomas fisiológicos son los siguientes:

  • Aumento de la frecuencia cardiaca.

  • Dificultad para respirar.

  • Sudoración. Sudor frío.

  • Dolor o molestias en el tórax.

  • Debilidad en extremidades y hormigueos.

  • Náuseas, malestar abdominal.

  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento, desmayo.

  • Escalofríos o sensación de calor.

  • Deseo de huir o de gritar.

  • Despersonalización: sensación de separarse de uno mismo.

  • Desrealización: sensación de irrealidad.

  • Miedo a morir o a perder el control.


La persona que sufre ataques de pánico tiene miedo a lo que pueda sucederle, siente una preocupación contínua a sufrir otros ataques de pánico o de sus consecuencias.

Sufirmiento físico y mental extremo.


Es común que la persona experimente un sufrimiento físico y mental tan extremo provocado por las sensaciones desencadenadas por el ataque de pánico sienta que está teniendo un ataque cardiaco, por lo que la persona acaba en emergencias.

La trampa mental es que, después de descartar la patología orgánica, la persona empieza a desarrollar un miedo de sufrir un nuevo ataque, por lo que su comportamiento va destinado a evitar situaciones asociadas al ataque de pánico. Otro comportamiento es buscar ayuda y protección, hacerse acompañar si no puede evitar.


La persona se observa, desarrollando en poco tiempo una sensibilidad extrema a los cambios físicos de su organismo, donde cualquier señal es índice de alerta y en los casos más extremos la persona puede terminar aislándose en casa, pero termina descubriendo con el tiempo que no hay ningún lugar seguro, alimentando así el miedo.


¿Damos el siguiente paso?



107 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page