top of page
Buscar
  • Foto del escritorNora Isabel Ramírez

Entendiendo el Trastorno de Estrés Postraumático

Actualizado: 16 may



El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es una condición mental que puede afectar a personas que han experimentado o presenciado eventos traumáticos. Estos eventos pueden variar desde accidentes graves, violencia, abuso, desastres naturales hasta experiencias de combate en el caso de los veteranos de guerra. El TEPT puede tener un impacto significativo en la vida diaria de quienes lo padecen, pero entender esta condición es el primer paso hacia la recuperación.


¿Qué es el TEPT?

El TEPT es una reacción a experiencias traumáticas que desencadenan síntomas físicos y emocionales intensos y persistentes. Estos síntomas pueden incluir flashbacks vívidos del evento traumático, pesadillas recurrentes, evitación de situaciones relacionadas con el trauma, hipervigilancia y cambios en el estado de ánimo, como irritabilidad y ansiedad.


Cuando se ha percibido una situación como límite, extremadamente dolorosa, que ha puesto la vida en peligro, o sumamente amenazante se puede generar una reacción después del evento traumático en que se sigue reviviendo la experiencia, evitando los estímulos asociados a la experiencia y permanecer en estado de alerta.

El trauma en un golpe, un impacto, una herida que la vida nos dio y es como si hiciera un corte de un antes y un después del impacto, que nos recuerda lo vulnerable que podemos ser y puede atrapar en el pasado cuando no se resuelve.


Como si nuestra mirada quedara atrapada en el pasado y miramos el presente y el futuro con morada del pasado.


El evento traumático puede ser vivido en primera persona, una experiencia directa. También puede haber sido presenciado el suceso ocurrido a otros, se puede haber tenido conocimiento del suceso, ya sea por que le contaron, verlo en medios de comunicación o también como una exposición repetida o extrema. Puede ser experimentado por niños, jóvenes y adultos.


El TEPT afecta la calidad de vida, las relaciones interpersonales, laborales, deteriora socialmente, provoca cambios en el estado de ánimo, aislamiento y un intenso malestar.


Síntomas del TEPT

Los síntomas del TEPT pueden variar de una persona a otra, pero generalmente se dividen en cuatro categorías principales:

  1. Síntoma de Intrusión: Reexperimentación del trauma mediante recuerdos angustiosos. Esto puede incluir flashbacks, pesadillas, sueños angustiosos o pensamientos intrusivos sobre el evento traumático. Sensación de revivir lo que pasó.

  2. Evitación: Las personas con TEPT pueden evitar situaciones, actividades, personas o lugares que les recuerden o asocien con el trauma. Evitar recuerdos, pensamientos, sensaciones. También pueden experimentar un desapego emocional o una sensación de entumecimiento.

  3. Estado de Alerta y Reactividad: Aumento de la activación, esto se manifiesta a través de hipervigilancia, sobresalto exagerado, irritabilidad, problemas para concentrarse, dificultades para dormir y respuestas exageradas al estrés.

  4. Cambios en el estado de ánimo y cognición: Estos pueden incluir falta de concentración, amnesia disociativa, sentimientos de culpa, vergüenza, depresión, ansiedad, irritabilidad, pensamientos negativos y creencias exageradas sobre sí mismos o sobre el mundo como “el mundo es un lugar peligroso”, disminución del interés de participar en actividades, dificultad para experimentar felicidad y satisfacción.

Los síntomas deben durar más de cuatro semanas y tener presencia del evento traumático más la respuesta o síntomas.


Según las investigaciones no todas las personas que experimentan un evento traumático desarrollan un Trastorno de Estrés Postraumático, ya que cualquier persona podría experimentar u período de estrés traumático después del suceso y luego regresar a una condición usual.

Solamente entre un 25% y 33% de las personas desarrollan este trastorno, lo cual no tiene que ver con el suceso en sí mismo, sino con la manera en que la persona enfrenta y termina manteniendo el trastorno. Entre estas soluciones intentadas fallidas podemos mencionar: las evitaciones como intentar evitar todo recuerdo y mientras más se trata de anular el pasado, éste más invade el futuro. Tratar de controlar el propio pensamiento y nada fija tanto en la memoria como el deseo de olvidarlo. La solicitud de ayuda y apoyo de quienes me rodean para tratar de resolver ya que podría convertirse en la profecía autocumplida de que si alguien me tiene que resolver es porque yo n o puedo y termina confirmando mi propia incapacidad.


Cuando no se resuelve el TEPT puede derivar en otros trastornos y complicarse aún más. Entre estos están: Fobias, Ataques de Pánico, Trastorno Obsesivo Compulsivo, Depresión, Trastornos de la alimentación, Ansiedad generalizada, etc.


Tratamiento del TEPT


El TEPT es un problema completamente tratable y no se debe pensar en vivir con ello.


Utilizando la Psicoterapia desde el enfoque de Terapia Breve Estratégica, podemos con gran eficiencia y eficacia en el menor tiempo posible:


Colocar el pasado en el pasado para que no siga invadiendo el presente. Archivar el pasado nos libera de él, para recuperar el presente y la esperanza del futuro como un lienzo en blanco para construir.


El trabajo terapéutico nos permite recuperar la temporalidad, ya que este trastorno es como si se filtrara el pasado con ese suceso y nos invadiera presente y futuro.


Otro objetivo importante es hacer resurgir la resiliencia, y la resiliencia significa que después de haber sufrido un golpe, tenemos la capacidad de volver a la forma anterior o aún mejor.

Resignificar la vivencia, porque a veces los golpes de la vida son maestros y podemos obtener en un proceso terapéutico un aprendizaje de lo que nos sucedió.


Afrontando el TEPT en la vida cotidiana


Además del tratamiento profesional, existen estrategias que las personas con TEPT pueden utilizar para manejar sus síntomas en la vida cotidiana. Estas incluyen mantener una rutina regular de sueño y ejercicio, y establecer redes de apoyo sólidas con amigos, familiares, Psicoeducación sobre el trastorno, que se valide los sentimientos mediante escucha empática, respetar límites y necesidades y buscar apoyo profesional especializado en este tema.

 

El TEPT es una condición seria pero tratable que puede afectar a personas de todas las edades y trasfondos. Si tú o alguien que conoces está luchando con el TEPT, es importante buscar ayuda profesional. Con el tratamiento adecuado y el apoyo adecuado, es posible recuperarse del TEPT y volver a vivir una vida plena y significativa.


¡No esperes más para dar el siguiente paso!




+506 85000500

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page